Share this post on:

Una dark kitchen, o también conocida como cocina fantasma, es un modelo de negocio que se basa en la elaboración de alimentos exclusivamente para la venta por delivery. De esta forma, el restaurante se dedica solo a preparar y enviar sus platos, prescindiendo por completo de todos aquellos recursos que se utilizan convencionalmente para prestar un servicio de atención al cliente presencial: mesas, sillas, vajillas y hasta el personal humano como pueden ser mozos, recepcionistas, etc. Así, de cara al cliente, una dark kitchen es una empresa digital.

Este sistema de comercio electrónico gastronómico se da a través de la alianza entre una marca de comida y una empresa de dark kitchen. Esta última incluso, en su mayoría está gestionada por empresas reconocidas de delivery, es decir que se coordina íntegramente de manera autónoma a la marca de comida en cuestión. Las ventas se realizan a través de plataformas de pedidos de comida en línea, luego la cocina fantasma prepara la comida y se completa con el envío a domicilio.

Las dark kitchens han cambiado por completo el modelo de negocio de ventas de comida. Y es que al carecer de atención física al cliente, estas empresas centran todos sus esfuerzos en ofrecerles a los consumidores un servicio de entrega excepcional, ultrarrápido y cómodo. Por eso, es una gran opción para restaurantes que tienen ambas vías, la presencialidad y el delivery de comida. Porque logran así enfocarse únicamente en la elaboración de platos y manejo del local físico, gracias a la tercerización total de la venta por delivery. Pero también, es una gran idea para aquellos emprendedores que están iniciándose en la venta de comida, ya que reduce considerablemente la inversión inicial. 

Considerando que el único punto de contacto directo con el consumidor es la entrega en mano a domicilio, las dark kitchens deben procurar entregas eficientes y puntuales. Para lograrlo, es importante contar con tecnologías que permitan planificar las rutas de entregas, comunicarse con los transportistas, hacer tracking en tiempo real de las unidades de transporte durante el delivery y recibir el feedback de los clientes una vez culminadas las entregas. Es por esto que grandes empresas de delivery apostaron por este nuevo sector comercial, y son ellas mismas las que lideran el sector. 

Algunas empresas reconocidas que se lanzaron a este nuevo modelo son DKF Hubs Gastronómicos, Glovo, The Dark Kitchens Hub, Rappi, Kitchenita.

Las dark kitchen son un ejemplo de la evolución de la industria de comidas y bebidas más allá del restaurante tradicional. 

Share this post on: